Tendencias en calzado invierno 2011

Los zapatos constituyen el remate de la vestimenta femenina. Ellos nos permiten afirmar nuestro estilo y realzarlo.

El calzado de invierno debe protegernos del frío, la humedad y los vientos, a la vez que ser cómodo y práctico, por ello te acercamos las nuevas tendencias en calzado para este invierno, para que te abrigues sin perder el estilo.

El calzado que se viene para el invierno 2011:

La moda para este invierno es muy amplia, ofreciendo opciones para todos los gustos y el calzado no es la excepción.

Como no podía ser de otra forma, las botas toman el protagonismo en la estación fría, con tacones altísimos o bajas, con accesorios de piel al estilo esquimal, acordonadas, con plataformas, entre otras opciones.

Las botas por encima de la rodilla y hasta los muslos a pesar de su sensualidad, van perdiendo terreno esta temporada, pero sin llegar a desaparecer. Son ideales para jóvenes con piernas largas, para usar con faldas cortísimas o leggings. Acompañadas con una chaqueta aviador, forman un conjunto perfecto para un look casual.

Las botas de tipo esquimal, con apliques de piel están a la orden del día para las más friolentas.

Los colores varían tanto como los materiales, que pueden ser el tradicional cuero, la gamuza, el corderito, entre otros.

Las botas acordonadas y las plataformas marcarán la temporada con un toque de elegancia.

Los botines o abotinados, son los otros protagonistas de la temporada y siguen ganando espacios. Desde los botines con plataformas de madera y tacones muy altos, hasta los bajos estilo masculino. Este calzado combina versatilidad con confort y elegancia.

Los modelos son muy variados, los hay más cuadrados, los hay de punta, con taco corrido, taco stiletto, bajos, con o sin cordones. Estos zapatos vuelven con mayor fuerza. También los podemos encontrar con la punta abierta o peep toe ganando rápidamente posiciones.

Los materiales son muy variados, cuero, gamuza, animal print. El modelo Oxford de tradición masculina, tiene su versión femenina en botines bajos o de tacón alto. Las combinaciones de blanco con negro y marrón son las más comunes, pero también podremos verlos combinados con gris y vino.

El mocasín retorna para este invierno como una opción muy cómoda para las mujeres trabajadoras y para el estilo casual.

Calzado deportivo

La práctica de deportes requiere de un calzado de acuerdo a la actividad que se va a desarrollar, el terreno y el pie de cada uno. Un calzado apropiado puede establecer la diferencia entre ganar, perder o prevenir lesiones.

Los puntos de apoyo de la planta del pie al practicar deportes, son diferentes para cada persona, tipo de terreno y actividad.

Un poco más del 50% del peso corporal se descarga sobre el talón, en condiciones normales. Pero al utilizar zapatos con tacón, el peso se desplaza hacia adelante en proporción a la altura del tacón. Este peso recae principalmente sobre los dedos de los pies.

Criterios para elegir el calzado deportivo:

Debemos probar entre varios modelos de zapato deportivo, para elegir el más apropiado a nuestro pie, tomando en cuenta la morfología, la talla y la actividad física.

Durante las horas del atardecer resulta más aconsejable elegir el tamaño del calzado, pues el pie ya se ha dilatado luego de una jornada de actividad, lo cual equivale a realizar una marcha de más de 3km.

Además, probaremos el calzado con el tipo de calcetín que emplearemos al ejercitarnos. Para comparar comodidad y ajuste, probaremos nuestra talla y una mayor.

Una zapatilla adecuada calzará correctamente en el talón y los dedos se moverán con libertad, sin montarse o plegarse entre ellos.

Los zapatos de carrera se clasifican en tres tipos, de acuerdo a la forma de apoyar el pie al ejercitar: zapatillas de supinador, de pronador y neutras.

Al correr, la primera parte del pie que apoya sobre el suelo es la parte externa del talón y el tobillo se mueve hacia el lado externo (este movimiento se denomina, supinación). A continuación, el tobillo rota levemente y el pie apoya la bóveda plantar (es la pronación, que amortigua el impacto y adapta el pie a la inclinación del piso).

El segundo apoyo del pie contra el piso prepara los músculos y tendones apra despegar el pie del piso.

Para contemplar todos estos movimientos y acompañarlos apropiadamente, las zapatillas deportivas se dividen en tres zonas principales: talón o retropié, mediopié y antepié (corresponde a la zona de los dedos de los pies y los metatarsos).

El mercado tiene para ofrecernos varios modelos de zapatillas para cada deporte y podemos elegir el calzado, de acuerdo al deporte que practiquemos.

Algunas recomendaciones para cuidar de nuestro calzado deportivo:

No es recomendable estrenar zapatillas deportivas el día de la competición, pues requieren de un período de adaptación.

Controlar el desgaste de la suela, ya que estos calzados se diseñan para determinado kilometraje, a partir del cual, se va perdiendo la amortiguación.

Es conveniente airear adecuadamente el calzado para que el sudor se seque y los sistemas de amortiguación se recuperen. Lo más aconsejable es tener más de un par y dejarlos descansar entre cada uso.

Los zapatos deportivos deben acordonarse correctamente para evitar lesiones. Ni muy ajustado, ni suelto.

No entrenar con zapatillas de andar. En caso de que las zapatillas tengan plantillas interiores, cambiarlas con frecuencia.

Ante molestias y dolores constantes, debe consultarse con un especialista.

Tendencias en zapatos de invierno 2012

El calzado es uno de los elementos del vestuario que más nos cuesta elegir debido a sus características. Es que este elemento no sólo debe estar acorde a nuestro vestuario y ser de nuestro gusto, sino que por sobre todas las cosas, debe permitirnos caminar confortablemente y protegernos, y allí está la dificultad.

La variedad de zapatos es inmensa y debemos decantarnos por los que más se adecuen a nuestras necesidades y a la época del año (sandalias, zapatos, botas, tenis, etc.).

Las tendencias en zapatos para el inverno 2012:

Los estilos de calzado van cambiando en cada temporada, acompañando los cambios que se dan en el vestuario en general, que van desde la ropa hasta los accesorios y el maquillaje.

Tal como viene ocurriendo desde hace tiempo, las tendencias son muy diversas y variadas, hay un estilo para cada quien. Los materiales y colores también varían, al igual que los modelos, que incluyen detalles y adornos, lo cual otorga un toque especial a los zapatos.

Los materiales estampados, principalmente en animal print, se emplean para la confección del zapato en su totalidad o para decorar una parte del mismo, por ejemplo las plataformas, que están de regreso pisando fuerte.

También los detalles en pedrería, bordados, plumas, piel, y otros materiales, concurren para jerarquizar el calzado, otorgándole un protagonismo en este invierno.

Las botas por encima de la rodilla se siguen llevando, son ideales para usar con faldas cortas, leggings, con un abrigo militar o un vestido corto.

Los mocasines continúan su reinado, son perfectos para el estilo casual o el look working girl.

Las botas de tipo esquimal están de moda para felicidad de las más friolentas. Este calzado es adecuado para el look más informal, complementa con leggings, jeans pitillo y pueden adaptarse a faldas cortas en jean o telas rústicas, también en cuero.

Los botines con cordones y tacones altos serán la atracción del invierno, perfectos para cualquier atuendo y muy abrigados.

La botas militares abandonan los ambientes grunges y punks para incluirse en el guardarropa casual. Pueden combinarse con los tradicionales jeans, con leggins, faldas y vestidos, con abrigos clásicos, chamarras y blazers.