Tendencia en blusas 2013

Tendencia en blusas 2013

El estilo casual es el estilo de moda más versátil, nos permite estar cómodas y bien presentadas en una gran variedad de ocasiones. Una de las prendas comodín de este estilo son las blusas, y vamos a presentarles la tendencia en blusas 2013 para el atuendo casual.

Tendencia en blusas 2013
Las blusas casuales son infaltables en las colecciones de los grandes diseñadores. Con líneas audaces y elegancia, estos diseños se encargan de resaltar la silueta femenina.

Tendencia en blusas 2013
Las nuevas texturas y colores, se combinan con la comodidad de estas prendas, en propuestas de vanguardia o reelaboraciones de modelos clásicos. Los aires retro se vienen imponiendo en esta temporada en nuevas versiones, presentes en todas las colecciones.

Tendencia en blusas 2013
La sencillez en el diseño es la marca de la tendencia en blusas 2013, con una variada gama de modelos que se adaptan a cualquier ocasión y personalidad. Y es precisamente la adaptabilidad otra de las características de estas blusas casuales, que nos permiten armar infinidad de outfits para estar siempre fantásticas, con pantalones o con faldas.

Tendencia en blusas 2013

Cómo vestir para una entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo es la instancia crucial donde demostrarás que tienes todas las cualidades para quedarte con el puesto. Para ello, es fundamental causar una excelente impresión a tus entrevistadores. Conoce cómo lograr un look perfecto para la entrevista laboral, sin dejar de lado el estilo y las tendencias de moda.

El primer paso es tener en cuenta el tipo de empresa o institución en la que tendrás la entrevista. Un buen truco es indagar sobre la vestimenta que llevan quienes trabajan allí (uniforme, ropa casual, estilo formal o informal), para estar acorde al personal de la empresa.
Más allá de las piezas que elijas para tu entrevista, lo primordial es que la indumentaria sea cómoda. Ante la duda, ponte prendas que ya has utilizado con comodidad en ocasiones anteriores, sobre todo en el caso de los zapatos.

 

Un estilo para cada puesto

La indumentaria adecuada para la entrevista dependerá de las características del puesto al que aspiras. Si es un trabajo de oficina lo mejor es un look conservador, no demasiado llamativo, en líneas simples y tonos neutros. Puedes optar por el clásico traje entallado con pollera o pantalón, o bien un pantalón básico con una blusa discreta. Siempre puedes agregar un toque personal o una nota de color a través de un accesorio (colgante, pañuelo, reloj, etc.) con tal de que se mantenga la sobriedad del conjunto.

Si el puesto es de carácter creativo (por ejemplo, en una agencia de publicidad o una marca de modas), será importante que apeles a tu originalidad, realizando inesperadas combinaciones entre prendas de tendencia y accesorios atractivos, pero manteniendo un aire serio y no demasiado atrevido o extravagante. Recuerda que aunque la indumentaria sea un elemento fundamental, el entrevistador debe concentrarse en tus palabras, y no distraerse excesivamente con tu indumentaria.

Hay trabajos que habilitan un look más casual y descontracturado. En esos casos, es importante mantener siempre la pulcritud y prolijidad, para mostrar un aspecto responsable y cuidado. Todas las prendas deben estar en perfecto estado, por lo que es conveniente no llevar telas que se arruguen fácilmente.
En cuanto al maquillaje y peinado, opta por el minimalismo y la naturalidad. También es importante un perfume ligero y que no llame demasiado la atención. No olvides que hasta el último detalle cuenta para determinar el éxito de una entrevista.

Las prendas básicas para el invierno 2011

Los básicos son las prendas que no deben faltar en nuestro armario de invierno, deben ser prendas de buena calidad, confeccionadas en telas nobles para que duren varias temporadas, ya que serán utilizadas como comodines de nuestro vestuario.

La característica remarcable de estas prendas es que su corte es clásico y poco llamativo, aunque pueden contener algún detalle de su diseñador. Deben ser prendas elegantes y combinar entre sí.

Para elegir nuestros básicos debemos darle prioridad a la combinabilidad, la cual resulta particularmente útil este invierno, pues las combinaciones vienen en todos los tipos, con distintas texturas, colores y estampados. El invierno 2011 nos permite realizar las mezclas de prendas más impensadas, conformando un estilo propio.

 

Las prendas básicas del invierno:

Teniendo en cuenta que nuestro estilo debe ser coherente, elegiremos las prendas básicas que nos salvarán de más de un apuro.

• El infaltable blazer: por la cadera, muy entallados, combinan de maravilla con tus leggings, con falda corta acampanada y pantalones pitillo. También las levitas con abotonadura cruzada, combinadas con leggings al estilo decimonónico o con mini vestidos tejidos o de telas capitoneadas, ultra-abrigados. Los colores son, el negro como el gran clásico, el camel, los grises, azules marinos y para las más audaces, el fucsia. Para armar un look casual, lo combinaremos con jeans pitillo, una remera bien ajustada de escote redondo y unas botas de tacón alto.

• El chaleco: es una prenda de complemento que nos mantiene abrigadas sin recargarnos. Puede ser de lana, gabardina, raso, tipo smoking. Esta prenda forma un equipo inseparable con nuestro blazer y se lleva con poleras, camisas blancas o vestidos, aunque podemos combinarlo con una remera de escote redondo pronunciado y unos jeans. Preferentemente será sencillo, de corte minimalista.

• Un suéter de lana: vuelven los extra-largos como vestidos y bastante holgados. Las lanas preferidas son el cachemir, el mohair o la lana merino. Se acompañan con leggings o pantalones pitillo de cuero.

• Un pantalón: el pantalón debe ser de corte clásico, con la cintura media, para que podamos combinarlo con mayor facilidad. Si preferimos un básico de moda, nos decantaremos por un corte baggy al estilo de los 80. Pero mucho cuidado, que el baggy acorta notoriamente las piernas, por tanto, está reservado para las altas y delgadas. Se lleva con botines o botas cortas en un casual ejecutivo.

• El abrigo: el más versátil de los abrigos es el trench, pero también podemos decantarnos por un tapado clásico en camel, que jamás pasará de moda. La abotonadura cruzada y las solapas ligeramente más anchas, combinan tanto con las prendas para la oficina, como para una salida de noche. Los colores de la temporada son el camel y el negro.

• Una falda: la falda más apropiada para realizar nuestras combinaciones es la de corte lápiz, por encima de la rodilla. Pero también podemos escoger una falda corta acampanada, en el estilo retro de los 50. Las telas lisas nos permiten mayores combinaciones, pero los escoceses nunca pasarán de moda.

• Un vestido: minimalista en telas de excelente calidad como gabardinas, lanas, tejido, jersey de seda. Acompañado con un cinturón de moda y unas bonitas botas. Corto y con talle princesa, realzarán tu figura. Si te animas a usarlo de mangas cortas, podrás acompañarlo con unos guantes largos ultra chics.

Cómo elegir tu abrigo de invierno

Los intensos fríos del invierno exigen que nos mantengamos calientes acudiendo a todo elemento posible, para ello, los abrigos son la prenda apropiada.

A la hora de elegir nuestro abrigo para este invierno, buscamos una prenda que nos proteja de las bajas temperaturas, pero que a la vez, nos haga ver estupendas. El abrigo más adecuado es aquel que nos resulta cómodo, cálido y que realce nuestras virtudes, escondiendo a la vez nuestros defectos. Todo ello sin olvidarnos de la moda.

Consejos para elegir tu abrigo:

La calidad del abrigo es un elemento importante, pues determina no sólo el aspecto de nuestra prenda, sino además, la capacidad de la misma de protegernos convenientemente del frío sin importar si llueve, nieva o el viento sopla con intensidad. Un abrigo de buena calidad, podrá durarnos muchos inviernos, en cambio, uno de bajo costo, rara vez logre superar los dos inviernos, en el mejor de los casos.

El talle de nuestro abrigo depende de las condiciones de uso. Si somos friolentas o vivimos en zonas muy frías, es conveniente que sea un talle mayor, para que pueda albergar todas las prendas que nos colocaremos debajo, incluso una chaqueta, chaleco o sacón. Si por el contrario, no estaremos mucho a la intemperie, podemos ir más livianas de ropa y elegir nuestro abrigo más ceñido al cuerpo. En este caso, un abrigo de cachemir o pelo de camello resultan ideales.

El largo del abrigo depende de la estatura, una mujer baja no puede utilizar abrigos muy largos ni muy anchos, pues la harán parecer más pequeña, en cambio, un abrigo corto que cubra la cadera hará que sus piernas se vean más largas y por consiguiente, toda la figura se verá más larga. Acompañado con leggings o pantalones pitillo y unos tacones altos, estilizará la silueta significativamente. Es recomendable que elija abrigos entallados a la cintura. Las telas muy duras abultan la figura, por lo que son preferibles las telas con movimiento y detalles satinados.

Los abrigos hasta la rodilla son aptos para las más altas, principalmente si son cruzados como los trench o los abrigos militares. También sientan muy bien los abrigos con abotonadura en diagonal. También los abrigos a media pierna o largos favorecen la silueta de las altas. Las pieles y los flecos son muy sentadores también.

Para adelgazar la figura, los colores oscuros y los sólidos son apropiados. Se evitarán las rayas, principalmente horizontales. Los abrigos ceñidos en la cintura y pegados al cuerpo estilizan. También el modelo imperio con corte a la altura del busto, es ideal para disimular un vientre voluminoso. Otro tabú para las más gorditas, son las pieles, agregan volumen a sus cuerpos.

Para las muy delgadas y carentes de curvas, lo ideal son los abrigos entallados en la cintura, que además marquen los hombros y con algún detalle a la altura del pecho, para dar volumen.

Para elegir el color de nuestro abrigo también tomaremos en cuenta el color de cabello, ya que está en contacto con el abrigo. Para cabellos castaños, rubios oscuros y pieles claras, es ideal el gris y el rosado. Para mujeres de piel morena y cabello oscuro, el blanco, el rojo y los colores fuertes, suelen sentar muy bien. Las rubias de ojos claros y piel blanca, se decantarán por tonos cálidos (amarillo, morado, verde y naranja, marrón oscuro, tonos café).

La moda en jeans 2011-2012

El jean es la prenda básica por excelencia, la más versátil, viene bien a cualquier hora del día, por este motivo no debe faltar en ningún guardarropas femenino.

Las tendencias para el invierno 2011-2012 nos traen todo tipo de modelos, para que podamos elegir el que más se adapte a nuestro estilo y figura.

La moda en jeans para este invierno se adapta a todos los cuerpos, acompañando nuestro look casual como un elemento indispensable. Desde el tradicional denim azul hasta el lavado. El jean vuelve con toda la fuerza y estará presente en todas las prendas, desde los pantalones hasta las faldas.

El jean pitillo muy ceñido es una de las tendencias. En tonos oscuros reduce la silueta y en tonos claros, acentúa las curvas.

Los jeans elastizados y de corte perfecto, se adaptan a toda ocasión.

Las camisas resultan el complemento perfecto durante toda la jornada, combinadas con accesorios plateados para la noche. Acompañadas de un suéter y una polera, te abrigarán durante los días fríos.

Las tendencias de la moda en jeans para el invierno 2011-2012:

Los modelos más populares para este invierno serán:

• Los boyfriend jeans: este modelo continúa en auge. Consiste en un pantalón cómodo y casual, de tipo baggy, muy holgado, ideal para el uso diario. Combina perfectamente con unas ballerinas o unos tenis de lona largos, pero también con unos tacones de diez centímetros. Acompañado con una camisa blanca en corte masculino, quedan perfectos.

• Clásicos: son los tradicionales jeans de corte recto. En color tradicional o lavados. Se complementan de maravillas con sandalias, tacones stilettos, botas, botines o zapatillas. Este modelo es el más versátil y puede combinarse con todo tipo de prendas.

• Rolled jeans: doblados por encima del tobillo, este modelo es ideal para usar con zapatillas o tacones altísimos, también con zapatillas de basket. Acompañado por una camisa o remera ceñida, quedan irresistibles.

• Boho jeans: están inspirados en el look de los años 70. Acampanados y de tiro muy corto, combinan perfectamente con poleras, remeras cortas ajustadas. Preferentemente en denim oscuro, con cinturón trenzado y zapatos de plataforma.

• Talle perfecto: ni tan bajos como hasta ahora, ni tan altos como algunos diseñadores lo requieren. Estos jeans tienen un tiro perfecto que realza la silueta femenina y otorga elegancia al conjunto.

• Pitillos. Los favoritos de la generación rock star. Este diseño favorece a las más delgadas y estiliza la silueta. Son excelentes con botas o zapatos de tacón.

• Tipo leggings: este modelo tobillero, suele llevar cremalleras laterales para facilitar su puesta y definir las formas. Son ideales para acompañarlos con minivestidos o suéters largos.

Cómo vestir casual

El estilo casual surge en el siglo XX como una revolución en moda, para asentarse en el siglo XXI como un estilo establecido.

El auge del casual tiene su puntapié en los grandes diseñadores que eligieron el look urbano como un motivo inspirador. Este look se caracteriza por la mezcla entre elegancia y comodidad.

A la hora de adoptar un estilo casual, no debemos confundir casual con descuidado. Al contrario de lo que las apariencias pueden llevar a pensar, este estilo requiere de un gran esmero para lograr la comodidad con prendas informales sin dejar de estar elegantes.

Cómo construir el estilo casual:

Para construir el estilo casual debemos conocer las prendas básicas y las combinaciones que éstas admiten, además de conocer aquello que nos sienta bien.

Los colores en este estilo serán preferentemente neutros, que se combinarán con otros tonos que nos permitan armar conjuntos para los distintos momentos del día.

Los zapatos tienen un papel importante en la construcción del look casual, los que mejor combinan son las botas y las sandalias, realzadas con un bolso de mano a tono.

Cuando construimos el estilo informal debemos combinar las prendas para obtener el estilo, en lugar de combinar estilos entre sí. La premisa es vestir informal, sin ser desprolija, las prendas deben estar limpias y planchadas, de modo que el aspecto general sea de pulcritud.

Hay una serie de prendas que se consideran básicas para el guardarropas casual: un buen blazer para el trabajo, un trajecito de pantalón en color liso y una blusa a rayas, es una excelente combinación. Las prendas tejidas son infaltables por su comodidad y abrigo.

Las distintas clases de ropa casual:

• Casual deportivo: es la ropa para hacer deportes, consiste en joggins, camisetas, tenis, calzas largas o cortas, etc.

• Casual resistente: es la que se usa para un día de campo o para ir de excursión, pantalón caqui, chaleco con bolsillos, suéter, gotas, calcetines gruesos, mochila, gafas de sol, gorro o sombrero.

• Casual sport: es la ropa que se utiliza para actividades prácticas o recreativas como ir al cine, al supermercado, a pasear con los niños. Consiste en jeans, faldas de algodón, camisa, chamarra, cinturón de cuero, etc.

• Casual inteligente: se usa para una cena con amigos, o una salida casual. Incluye un pantalón formal y chaqueta, falda de lana, pantys, zapatos de tacón medio, cinturón, una gabardina, algo de bisutería.

• Casual elegante: para exposiciones importantes o presentaciones. Se utilizarán prendas en telas más elegantes, zapatos formales, el atuendo debe estar bien coordinado y debe llevar accesorios.

• Casual de negocios: es una versión más informal del tradicional traje clásico de negocios. Se acompaña con bisutería y accesorios.