Consejos para sanar el mal de amores

Consejos para sanar el mal de amores

Aunque siempre que nos enamoramos pensamos que será para siempre, la realidad nos trae otra cosa y solemos terminar con el corazón destrozado. Para ayudarte a superar ese doloroso trance, te traigo algunos consejos para sanar el mal de amores.

Tal vez te enamoraste de alguien que no te correspondía, o quizás la relación terminó abruptamente, las causas son incontables, pero el mal de amores es sentimiento de enorme tristeza, vacío y amargura que es difícil de superar sin algún tipo de ayuda. No te preocupes, aquí vienen algunos consejos que esperamos te sirvan.

Comparte tus sentimientos con alguien

El comentar lo que te ocurre con alguien que sea de tu confianza, un amigo, familiar o terapeuta, te puede ayudar a sentirte mejor.

Tal vez traten de animarte con frases hechas, como: “el tiempo todo lo cura”, “ya conocerás a alguien mejor”, etc. Generalmente las personas intentarán consolarte aunque no lleguen a comprender realmente lo que sientes, pero lo hacen con buena intención, aunque eso no te sirva de nada. Agradéceles y busca a alguien que sí te comprenda para hablar.

En ocasiones, hablar no sirve y puedes optar por salir al cine o al teatro, mantendrá tu mente alejada de tu dolor y podrás disfrutar de un momento agradable para variar.

Mímate

El corazón roto puede estresarte y debilitarte, de modo que aumenta los cuidados hacia tu persona. Mímate un poco, duerme bien, come bien y haz ejercicio, la actividad física ayuda a sanar el mal de amores y a reducir el estrés, pues genera serotonina, la hormona de la felicidad. Verás como eleva tu autoestima y te sientes mejor.

Valora las cosas buenas de tu vida

El mal de amores muchas veces nos hace sentir culpables por nuestro sufrimiento y nos centramos en ello, olvidando las cosas buenas que tenemos y nuestras cualidades. No permitas que eso ocurra. Hazte una lista de todas tus cualidades, escríbela y colócala en un sitio visible para que te sirva de recordatorio.

Mantente ocupada

Aunque el mal de amores te quite las ganas de todo, haz el esfuerzo y levántate, sal al mundo. Puedes comenzar por algo pequeño, como limpiar y ordenar tu habitación. Si eso no te consuela puedes iniciarte en una nueva afición, esto te permitirá distraerte de tus pensamientos tristes.

Date tiempo

Sanar el mal de amores no es una cuestión instantánea, todo lleva su tiempo. Aunque parezca que jamás volverás a ser feliz, nada dura para siempre. Deja que la naturaleza siga su curso y trata de ayudarte, que llegará el momento en que la tristeza se vaya y vuelvas a ser tú misma.

Rupturas célebres en los últimos meses


Aunque gran parte de sus películas se dediquen a vendernos cuentos de hadas y finales de felicidad eterna, tampoco en Hollywood las historias de amor son por siempre color de rosas. Las parejas de famosos también sufren crisis, desgastes, rupturas. Entérate cuáles son las parejas más famosas que han decidido poner fin a su relación en lo que va del año.

David Duchovny y Tea Leoni

Luego de varios años de matrimonio, el héroe de los Archivos X y la bella actriz decidieron poner fin a su relación. Ya en 2008 se habían separado durante varios meses, cuando Duchovny fuera internado en una clínica de rehabilitación por su peculiar adicción al sexo. La pareja tiene dos hijos en común, Madeleine, de 12 años, y Kyd, de 9.

Justin Timberlake y Jessica Biel

El pasado marzo, una de las parejas más sexys de Hollywood puso el punto final a su historia. La actriz y el cantante llevaban tres años y medio de romance. Aunque ese romance se haya extinguido, ambos aseguran continuar un vínculo de amistad y respeto mutuo. ¿Habrá tenido algo que ver la película que Justin protagoniza junto a su ex, Cameron Díaz?

Eva Longoria y Tony Parker

Enlazados en matrimonio en el 2008, mediante una millonaria boda parisina, el célebre basquetbolista y la estrella de Amas de casa desesperada han mostrado una vez más que el jurado amor eterno pocas veces logra la eternidad. Tras varios rumores y acusaciones de infidelidad, la pareja transita por el divorcio de la forma más amigable posible.

Christina Aguilera y Jordan Bratman

Se conocieron en 2002 y se casaron en una suntuosa ceremonia en el 2005. El desaforado amor que Christina dedicaba a su esposo (quien fuera su productor) en decenas de canciones parece no haber funcionado para la pareja. Separados en octubre de 2010 debido a “diferencias irreconciliables”, se divorciaron oficialmente en febrero de este año, llegando a un acuerdo amigable sobre la custodia de su hijo de dos años, Max Liron.

Taylor Swift y Jake Gyllenhaal

Lo que empezó como un repentino romance terminó de la misma forma. Tras solo dos meses de relación, Swift y Gyllenhaal se separaron ni bien empezó el año. El actor, quien tuvo la iniciativa para comenzar la relación, también fue el encargado de terminarlo, dejando devastada a la nueva estrella del pop.

Scarlett Johansson y Sean Penn


Y si hablamos de amores fugaces, una de las relaciones más breves (y comentadas) del año fue la de la sensual Scarlett Johansson y el laureado actor Sean Penn. Los rumores de un vínculo romántico entre ambos se confirmaron en el boda de Reese Witherspoon, en marzo, a la que asistieron como pareja. Scarlett se había separado de su marido, el actor Ryan Reynolds, solo dos meses atrás. Parece que el amor no está del lado de la actriz este año, ya que en junio también llegó a su fin el affaire con Penn.

George Clooney y Elisabetta Canalis

Uno de los galanes maduros más codiciados de Hollywood, George Clooney, vuelve a estar disponible tras culminar su noviazgo de dos años con la belleza italiana Elisabetta Canalis. Mientras ella soñaba con casarse y tener hijos, él parecía no querer apegarse a los compromisos. Clooney afirmó estar viviendo un momento doloroso, y pidió a los medios que respetasen la felicidad de ambos.