Dieta para combatir el estrés

El estrés nos afecta a todos en mayor o menor medida, mermando nuestra calidad de vida. Por eso es importante que cuanto antes te pongas a trabajar para contrarrestar este mal de nuestro tiempo y una de las estrategias que mejores resultados aportan, son las dietas para combatir el estrés, ya que la alimentación favorece el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

Así como te decimos que hay alimentos que te ayudan a combatir el estrés, lamentablemente existen otros que lo favorecen. De modo que tu dieta anti estrés debe incluir los alimentos beneficiosos y prescindir de aquellos que elevan tu tensión.

En este sentido, hay dos alimentos que se destacan por su aporte estresante y son las golosinas y las gaseosas, ambos muy ricos en azúcares y de rápida digestión.

El problema es que estos alimentos elevan tus niveles de serotonina y te hacen sentir bien por un rato, pero para mantener los niveles alcanzados, te exigen que consumas más, por lo que te llevan a algo que se parece mucho a la adicción. No te decimos que no consumas azúcar en absoluto, solo que lo hagas con moderación y evites estos alimentos que te hacen pedir más de lo que necesitas realmente.

Alimentos que combaten el estrés

Hay algunos alimentos que reducen los efectos que las hormonas del estrés tienen sobre tu cuerpo, lo que te permite mejorar tu calidad de vida.

1. Granos integrales

Los cereales, arroz y pastas, componen un grupo de hidratos de carbono complejos que te generan una sensación de saciedad, al tiempo que favorecen la liberación de la serotonina. También ayudan a disminuir los niveles de azúcar en la sangre.

2. El té

El té de Ceilán, actual Sri Lanka, es ideal para levantar el ánimo si lo bebes frecuentemente. Cuatro tazas diarias de té, reducen los niveles e cortisol en la sangre, lo que te ayudará a sentirte más calmada.

3. Atún y salmón

Estos dos pescados grasos, son ricos en Omega3. Estos ácidos grasos disminuyen la producción de estresores y actuando como barreras protectoras contra la depresión, los problemas cardíacos y el síndrome premenstrual. Consúmelos dos o tres veces a la semana para disminuir el estrés.

4. Frutas

Las frutas son ricas en vitaminas y antioxidantes, además de reforzar el sistema inmunológico. Mantener tus defensas altas, no solo evita enfermedades, sino que mantiene al cortisol a raya.

5. Verduras de hoja verde

Esas verduras tienen un alto contenido de magnesio, muy eficaz contra la fatiga y las migrañas.

6. Palta y banana

La palta y la banana son ricas en potasio, un excelente agente para bajar la presión arterial. Estos alimentos son muy ricos también en calorías, por lo que debes consumirlos con moderación.

7. Frutos secos

Ricos en vitaminas B y E, las nueces, almendras, pistachos y avellanas evitan el estrés, la depresión, bajan el colesterol y desinflaman las arterias. Si consumes un cuarto de taza al día, podrás disfrutar de sus beneficios.

8. Zanahoria y col

Ricos en vitamina A, e y K, estos vegetales ayudan a combatir el estrés no solo por sus nutrientes, sino también por su dura constitución, que te obliga a masticar muchas veces, lo cual alivia el estrés.

9. Leche y yogur

Los lácteos tienen elevado contenido de calcio, excelente para reducir la ansiedad y combatir los estados hormonales. Su contenido de hidratos de carbono complejos favorece la liberación de serotonina. Son muy recomendables antes de acostarte para brindarte un descanso reparador.

Dieta para una piel saludable



Una alimentación sana no solo es relevante para mantenernos en forma, sino también para cuidar la piel. Una piel saludable y bonita tiene su base en una dieta equilibrada y rica en nutrientes. Como el órgano más grande del cuerpo, lo que ingresa al organismo tiene un importante efecto en la calidad de la piel.

Para un cutis joven, suave, limpio y sin síntomas de deterioro, debes complementar tus cremas y mascarillas preferidas con una dieta adecuada. Te contamos qué alimentos son beneficiosos y cuáles debes evitar para que tu piel se vea sana y deslumbrante.

Alimentos saludables para una piel espectacular

Una piel grandiosa requiere una dieta basada, principalmente, en frutas y verduras frescas, grasas saludables y proteínas magras. Los vegetales crudos o ligeramente cocidos al vapor son integrantes básicos de una dieta para cuidar la piel, así como la carne de ganado y aves de corral. Pescado de agua fría, semillas de lino y girasol, los frutos secos como las nueces y almendras son alimentos indicados por los expertos para una piel saludable.

El aceite de oliva tiene excelentes propiedades nutritivas para el cuidado de la piel. Su hidratación natural se mantiene también  través del huevo, en tanto la yema es rica en proteínas y la clara en vitamina B. Los lácteos descremados son fundamentales para una piel radiante, ya que contienen vitamina A.

Para mantener la piel hidratada y evitar sequedad e irritación, es fundamental beber mucha agua pura, al menos ocho vasos al día. El jugo de limón también ofrece valiosos beneficios para la piel, ya que por su carácter astringente ayuda a combatir el acné y las impurezas cutáneas. En el ámbito de las bebidas, el té verde posee propiedades anti-inflamatorias y protectoras de las células de la epidermis.

Alimentos a evitar

En la medida de lo posible, es conveniente eliminar de la dieta los alimentos elaborados con harina blanca, azúcar y gasas trans. Panes, pastas y productos de pastelería no son saludables para la piel. Apuesta siempre por los alimentos orgánicos, a fin de que no ingresen más toxinas al organismo (solo con el aire que respiremos ya ingresan demasiadas).

Los fritos y las comidas a base de manteca son nocivos para la salud de la piel, sobre todo si se consumen regularmente. Las carnes procesadas con alto contenido de grasa también deben evitarse, al igual que los snacks y los refrescos con altas dosis de azúcar. A excepción de escasas y ocasionales  cantidades de vino, las bebidas alcohólicas también son perjudiciales para la piel.

Siguiendo estas pautas alimenticias alcanzarás una piel fresca, con mucha luminosidad, ni seca ni grasa. Esta alimentación es igualmente provechosa para un cabello más brillante. La clave básica de la belleza está en un organismo saludable.