Las faldas de cuero, una prenda que se adapta a toda estación

Falda de cuero

Aunque solemos ver las prendas de cuero principalmente en los looks invernales, las faldas de cuero se han transformado en una prenda infaltable en nuestro guardarropas por sus posibilidades y adaptabilidad, que las hacen perfectas para cualquier estación.

La versatilidad de esta prenda es tal que combina con vestimentas formales o casuales, pero también con mujeres jóvenes o maduras, en fin es una prenda comodín para conseguir un look muy urbano y activo.

Las versiones son casi infinitas y las veremos cortas o midi, rectas, plisadas o acampanadas, de cintura alta, a la cadera, con cierres, tachas o calados. El color no es una limitación, ya que partiendo del clásico negro, podemos recorrer toda la gama del arco iris hasta el blanco, además de admitir toda clase de estampados para aquellas que deseen darle un aspecto más ligero y flexible.

Tipos de faldas de cuero

En la oficina, la facultad, para pasear, en la cena o para una reunión, las faldas de cuero nos muestran su capacidad de combinar con casi todo, pudiendo lucirlas con blusas, t-shirts, suéteres o blazers. Ya sean de cuero, napa o cuero sintético, son verdaderas prendas todoterreno, fáciles de combinar para adoptar un aspecto trendy sin complicarte.

Combinar faldas de cuero

Una combinación sofisticada pero mundana a la vez, la falda negra con un suéter escotado, es perfecta para la oficina, el afterwork o para una reunión de fin de semana.

La falda midi en cuero con un suéter tejido es un outfit para las que quieren darle a su look ese toque vintage arriesgado pero elegante a la vez.

Faldas cortas en cuero

Sexy y elegante, una combinación que todas deseamos y la puedes obtener fácilmente combinando una falda lápiz de cuero con una blusa blanca, sobria y femenina al máximo.

Falda clásica de cuero

Si quieres apostar a lo seguro, estas faldas siempre están de moda y realzan tu figura con estilo y encanto. No en vano son piezas clave en los guardarropas de las famosas.

Los trajes para la oficina

Los trajes para la oficina

Si quieres estar siempre impecable en el trabajo, no es necesario que todos los días te reinventes un estilo, tampoco es conveniente que luzcas sexy, ve a lo seguro y utiliza un traje sastre, tienen la justa medida, son elegantes y tienen algo sensual sin llegar a ser provocativos, perfecto para que luzcas radiante todo el día. Si piensas que los trajes para la oficina son aburridos, aquí te mostramos cómo esta prenda siempre se renueva y nunca perderá vigencia.

Cada temporada el traje sastre resurge con nuevos bríos y logra hacerse más sexy y moderno. Es un infaltable en las principales pasarelas del mundo y un mimado de los diseñadores.

Los trajes para la oficina
Ni que hablar que Giorgio Armani lo incluye en todas sus colecciones, ya que fue quien lo reivindicara como una prenda femenina. Variando los largos, las solapas, bolsillos, tejidos o botones, siempre se mostrará en sus desfiles. Para este año, los escotes se agrandan, los pantalones se acortan, incluso los bermudas tienen su espacio. El color gris es el favorito del diseñador italiano.

Ya sea con pantalón o con falda, el traje sastre no puede faltar en el guardarropas de una mujer. También puedes optar por los vestidos que continúan las líneas del traje pero te dan un aire más femenino y delicado.

Los trajes para la oficina
Trajes para la oficina acompañados con una blusa de seda son una receta infalible. Estarás deslumbrante en la oficina, en una reunión de negocios o en un almuerzo empresarial, y si es cierto que en las personas miden la inteligencia por el aspecto, entonces tienes el éxito asegurado.

Cinco faldas que no pueden faltarte esta primavera

Faldas de tendencia para esta primavera
Ninguna  estación invita tanto a lucir faldas como la primavera. El adiós al frío es la oportunidad perfecta para sacar a relucir nuestro lado más femenino y dar protagonismo a las piernas a través de los más variados diseños de polleras. Una vez más, la falda es el ítem indispensable para esta temporada de primavera. Te mostramos cinco diseños en estilos bien diferentes, para que adaptes esta prenda básica a tu guardarropa según las últimas tendencias.

Minifaldas de cintura alta

Falda de cintura alta para la primavera 2011

Más que minifalda, este modelo debería llamarse mini-minifalda. Su corto extremo pone en juego todo el largo de la pierna, mientras que la cintura alta mantiene el carácter clásico de la prenda. Para lograr el balance perfecto de sensualidad, elige blusas o remeras sobrias, sin demasiado escote.

Líneas mínimas

Faldas de líneas minimalistas

Las más conservadoras tienen una aliada infalible en las polleras rectas de líneas  minimalistas y largo medio. Femenina y versátil, esta falda acompaña todo tipo de estilo (desde el vestuario de oficina hasta el look más informal) brindando comodidad en cualquier ocasión. Compleméntala con un top sugerente para darle un giro desenfrenado a esta pieza clásica.

Volumen y vueloFaldas con volumen, primavera 2011

El volumen es una de las grandes tendencias emanada de las pasarelas de primavera, tanto para faldas cortas como largas. Los materiales livianos como la gasa protagonizan esta delicada pieza, que puede combinarse con una camiseta sexy o con una blusa más formal. Los volados y líneas esculturales nunca fallan para infundir de carácter cualquier conjunto, en escanarios informales o de gala.

Estampados florales

Polleras floreadas, tendencia 2011

Las flores invaden los estampados de esta temporada aportando su frescura juvenil, adaptable a muy diversos estilos, desde el romántico hasta el hippie chic. Las faldas ligeras, con mucho vuelo y cintura alta son la estrella del guardarropa para esta primavera. Complementa esta alegre pieza con un buen cinturón, accesorios artesanales y una chaqueta liviana.

Encaje

El encaje ha sido uno de los textiles emblemáticos de este año, y también se ha incorporado a las faldas a través de piezas ultra-femeninas. Los encajes en tonos claros inspiran dulzura y minimalismo, mientras que los colores intensos irradian sensualidad.

La maxi falda en el atuendo de gala

Cuando pensamos en una noche de gala, inmediatamente viene a la mente un lujoso vestido largo. Pero el clásico vestido no es la única opción para un traje de noche. Entre las tendencias más ardientes de la temporada se encuentran las llamadas “maxi-skirts” o “maxi-faldas”, polleras largas y voluminosas diseñadas tanto para atuendos casuales como para eventos de etiqueta.

Una pollera larga, acompañada de un top formal y de accesorios suntuosos, es una prenda muy apropiada para una noche de glamour o una fiesta de lujo. Seda, terciopelo y gasa son las telas por excelencia para una falda de gala. Además de ser súper frescas y cómodas, las maxi-faldas tienen la ventaja de poder combinarse con diversas prendas para lograr conjuntos diferentes y vistosos.

Los diseñadores más distinguidos y las celebridades más elegantes han impuesto esta tendencia otoñal, perfecta para mujeres descomplicadas que saben cómo brillar sin necesidad de un traje estructural. Veamos algunas de las propuestas más seductoras en maxi-faldas de gala.

Sutil transparencia

Dolce & Gabbana, Giambattista Valli y Richard Niccol son algunos de los creadores que han apostado por seductoras polleras en telas transparentes (gasa, tul, encaje) para un etéreo atuendo de gala. Un leotardo básico puede ser la base para una falda sugerente y volátil, que despertará suspiros dondequiera que pases. Una chaqueta con embellecimientos brillantes dará el toque alternativo a esta prenda, mientras que una blusa holgada y unos collares colgantes compondrán un look boho chic para ocasiones menos formales.

Toque grunge

Las faldas rectas en telas metálicas pueden ser la base para un atuendo con matices grunge, si se la combina con un suéter amplio y unas botas macizas, como la propuesta de Dries Van Noten para el invierno 2011 (a la izquierda). Este look es solo para chicas atrevidas y rupturistas. Si deseas un estilo más pulcro, combina la maxi-skirt recta con una blusa delicada y básica.

Voluminosa y delicada

Con un corte clásico y telas ligeras que dan volumen a la silueta, estas maxi faldas de tiro alto son ideales para vestir encima de una blusa delicada y femenina. Se logra así un look muy elegante y nada pretencioso, que puede lucirse en una noche de gala o en ocasiones más discretas. Los colores claros, como luce Kate Bosworth, dan un aire fresco y provincial a esta clásica falda.

Un recurso efectivo

El tajo en la pierna es de los recursos más efectivos para subir el sex appeal de un atuendo y romper con su solemnidad. Si quieres aportar sensualidad y osadía a tu atuendo, elige una falda larga que te permite mostrar una pierna, y contrástala con una blusa de manga larga, como hace Diane Kruger engalanada con este diseño de Alexander McQueen.

Aires de flamenco

Múltiples volados aportan volumen y presencia a la pollera larga, conformando ese estilo intenso de las danzas españolas. Un look para no pasar desapercibida.