La tendencia gótica se impone en otoño-invierno 2013

La tendencia gótica se impone en otoño-invierno 2013

Los colores neón ya pasaron, ahora se viene la oscuridad. La tendencia gótica se impone en otoño-invierno 2013 con sus tonos oscuros y la sofisticada elegancia de sus diseños.

La tendencia gótica se impone en otoño-invierno 2013
Año a año, las pasarelas nos sorprenden con los nuevos looks para la temporada y este invierno le tocó el turno a la tendencia gótica, donde el negro es el amo y señor, acompañado por el púrpura o el rojo sangre. Las cruces y la pedrería acompañan de maravillas a este estilo, que combina fenomenal con el estilo barroco, también en auge este año.

La tendencia gótica se impone en otoño-invierno 2013
La silueta se estiliza y alarga con faldas larguísimas o extra cortas, abrigos hasta el piso y tacones altos que hacen a la mujer más delgada y etérea.

La tendencia gótica se impone en otoño-invierno 2013
Las botas altas, las hebillas plateadas y los detalles en cuero, son parte de esta tendencia tan sofisticada.

La tendencia gótica se impone en otoño-invierno 2013
Los accesorios cobran importancia en la tendencia gótica, anillos enormes con piedras, pulseras, dijes con cruces, son indispensables. Los detalles metálicos y tachas son perfectos para casacas y pantalones.

La tendencia gótica se impone en otoño-invierno 2013
Los materiales dominantes son el cuero y el encaje, además de telas finas, terciopelo, raso, seda. Esta tendencia es especial para la noche y brillará por su sofisticación y elegancia, aunque también se adapta a un look más casual, principalmente las prendas de cuero que aceptan todo tipo de look.

La tendencia gótica se impone en otoño-invierno 2013
Como te dije anteriormente, la tendencia gótica combina perfectamente con la barroca, exceptuando los detalles dorados, que no se llevan nada bien con los plateados, indispensables en el gótico. Por eso los grandes diseñadores han presentado sus versiones combinando barroco y gótico, con resultados espectaculares.

Blusas sofisticadas para toda ocasión

Para el día o la noche, para ir a la oficina o salir con amigas, una blusa elegante y de calidad es siempre la prenda perfecta cuando se trata de componer un look sofisticado. No es necesario todo un traje de sastrería o un vestido Chanel para alcanzar la sofisticación. Con una blusa clásica de seda, de gasa o de organza con un acabado fino y delicado lograrás traer a la vida diaria ese aire de refinamiento que vemos en las pasarelas.

Con o sin mangas, simples o suntuosas, invernales o veraniegas… Las opciones en materia de blusas sofisticadas son incontables, y se adaptan al estilo único de cada mujer. Te mostramos los diseños que no pueden faltar en tu armario, y cómo combinarlos para lograr distintos efectos. Lo mejor de estas prendas es que siempre están al día. Al igual que la elegancia y la femineidad, una blusa sofisticada nunca pasa de moda.

Masculina

El gris metálico de esta blusa satinada la convierte en una prenda perfecta para un look ejecutivo de matices masculinos, sobre todo si la complementas con un lazo tipo corbata. Un pantalón de paño sin brillo hará el contraste perfecto para un conjunto muy sofisticado. Por la noche, una minifalda negra y unas leggins oscuras agregarán un brillo muy sexy a la sofisticación masculina de la blusa.

Geométrica

Con detalles drapeados geométricos, esta blusa de seda oscura es tan apta para la primavera como para el invierno, ya que va muy bien con una chaqueta clásica. Combínala con leggins de cuero para lograr un look sofisticado y rockero a la vez.

Vaporosa

Los matices transparentes de esta blusa de manga larga componen una mezcla de sofisticación, delicadeza y sensualidad atemporal. El cuello profundo terminado en un acertado lazo dan el toque distintivo a esta prenda en color crudo, que combina con cualquier pollera o pantalón, desde unos jeans informales durante el día hasta una falda satinada para cóctel.

Delicada

La más femenina sofisticación se materializa en esta blusa abotonada, en un delicado rosa pálido. Puede usarse prendida hasta el cuello para un look más solemne, o dejar algunos botones desabrochados para un conjunto más fresco. La transparencia en la zona del escote agrega toda la sensualidad que requiere un buen estilo afrancesado.

Enérgica

Las líneas básicas de esta sencilla blusa son la base ideal para que cobre protagonismo la intensidad del color. El azul cobalto es siempre un buen matiz para un look sofisticado, aportando energía y osadía al más sobrio traje de chaqueta.

Solemne

El negro es el aliado indiscutible de la sofisticación. Una blusa de cuello alto imprime solemnidad y altivez a cualquier conjunto, incluso a un liviano pantalón de lino claro. La abertura en la espalda es el detalle que impide a esta refinada prenda caer en un extremo lúgubre o aburrido.

Romántica

Nada mejor que miles de volados frontales para crear un look muy romántico y, principalmente, ultra chic. La voluptuosidad de este diseño no requerirá mayores accesorios. Con un pantalón negro básico o una falda lápiz estarás impecable para cualquier ocasión.

Floral


Un toque de dulzura nunca viene mal en un look sofisticado. El sutil estampado floral de esta blusa de gasa es tan apropiado para un refinado paseo primaveral con una falda de algodón como para una reunión de negocios con un estilizado pantalón de tiro alto.

Pasional

El rojo furioso de esta fina blusa sin mangas aporta el desenfreno justo para dar un giro sensual de tintes bohemios a tu look sofisticado.

Desestructurada

La sofisticación no tiene que implicar encorsetamiento o incomodidad. Al contrario, se pueden lograr looks muy estilizados con las prendas más descontracturadas, como esta blusa suelta y abolsada de escote súper profundo. La combinación del intenso anaranjado con los labios fucsia ofrecen una alternativa funky al combo más sofisticado.